miércoles, 1 de marzo de 2017

Las ausencias en los entrenamientos. ¿es realmente un problema?



El otro día, de nuevo un interesante debate entre entrenadores a raíz de un artículo que se publicó en internet, https://walkoflifeweb.wordpress.com/2017/02/14/hoy-no-puedo-ir-a-entrenar/ donde exponía una serie de razones que determinados jugadores/padres argumentan para justificar su ausencia en los entrenamientos y la extrapolación de esta conducta a la sociedad actual. También se podría extender el debate, ya que las razones argumentadas son similares, a la negación de los jugadores de entrenar con equipos superiores.
 
Estoy de acuerdo con todo lo que se expone, las razones argumentadas, pero no muy de acuerdo en las conclusiones finales, referidas a la sociedad actual, cuando fijo la mirada en la "micro sociedad" que rodea al mundo del baloncesto de cantera, o en especial, al baloncesto de cantera de mi club (que considero que no es muy diferente a cualquier otro), a sus jugadores, entrenadores o directiva, que se afanan en la búsqueda de valores y trabajan con un alto compromiso.
 
Me pregunté cuántas jugadoras se ausentan, y si esas ausencias son el reflejo del club a nivel de valores y compromiso, o si por el contrario el reflejo del club son aquellos que si van a entrenar.
Y aproveché la tarde para ver cuántos equipos de mi club entrenaban (desde benjamín a Sub21), y cuántas ausencias se producían. Aquí los resultados y mis conclusiones a raíz de los resultados.

Datos
Número de equipos que entrenaron: 17
Número de jugadores totales de los 17 equipos: 204
Ausencias totales: 36
Equipos con 0 o 1 ausencia: 10
Equipos con 2 o 3 ausencias: 4
Equipos con más de tres ausencias: 3
Media de ausencia: 2 jugadores por equipo.
Estos son los datos cuantitativos de un día cualquiera, que hemos elegido como muestreo. Volveremos a repetirlos en otra fecha y día diferente.


Análisis
 
Hay tres equipos, categoría junior, que acaparan el mayor volumen de ausencias, 6, 7, 7 faltas. Esto significa que si elimináramos a estos equipos, la media de ausencia se iría a 0-1 por equipo, lo que me indica que la mayoría de los equipos no tienen problemas de ausencias.
Con los datos, primeras ideas:
- El 70% de los equipos no tienen problemas de ausencias, si consideramos 0-1, como no problemático.
- Y después hay un 15% de equipos que tienen ciertos problemas de ausencias, aquellos con 2-3 faltas, y otro 15% con problemas serios.


Conclusiones
 
Considero que las conclusiones generales relativas a la conducta se obtienen de la forma de comportarse de un número de personas que representan un porcentaje pequeño de la población de estudio.
Para evitar esas conductas, que son minoría, aplicamos normas o conclusiones generales a la gran mayoría, que nada tienen que ver con ese tipo de conductas.
 
Me explico, por si no queda claro. En el caso del artículo al que me refiero al inicio, y cotejándolo con los porcentajes obtenidos de este pequeño estudio estadístico, la conclusión sacada es que los 36 jugadores que sí que muestran falta de compromiso y valores manifestada a través de su ausencia al entrenamiento (siempre que la ausencia al entrenamiento represente esta conducta) representan al colectivo. ¿No sería al revés? Que los que son mayoría, los 168 jugadores que asistieron al entrenamiento son la representación del compromiso y valores.
 
Entonces, si quiero sacar una conducta general, ¿en quién me apoyo? ¿En los 36 que no van, un 17,6% de la población de estudio o en los 168 que asisten, que representan un 82,4%?
 
Debemos tener cuidado a la hora de establecer normas o sacar conclusiones generales, porque en ocasiones, nos fijamos en conductas reprobables que hacen unos pocos y para corregirlas establecemos normas que afectan al global de nuestra organización. ¿No sería más eficiente que, si la gran mayoría se comporta correctamente y un porcentaje pequeño no lo hace, atajar esos problemas no con normas generales sino con intervenciones particulares sobre las normas generales que la mayoría cumple?
 
Tenemos que ser algo más optimistas con el género humano. ¿Qué los argumentos expuestos en el artículo son reales y no beneficiosos para la sociedad? Completamente de acuerdo, pero hay una gran mayoría que sí utiliza el baloncesto como medio y herramienta para crecer y educarse a través de los valores que existen en el deporte y fomentan muchos entrenadores, más allá de la victoria o la derrota.
 
Sé que es un argumento optimista dirán algunos. Yo creo que soy realista. Solo que, por cuestiones antropológicas que no vienen al caso, tenemos la tendencia a ver lo negativo y al tremendismo.
 
Diría que en el mundo, en un día cualquiera, pasan más cosas buenas que malas, aunque apenas salen en los diarios. Y no me toméis por un idealista o ciego ante las atrocidades que pasan día a día. Simplemente creo en las personas y su capacidad de hacer el bien en beneficio de las personas que le rodean.


Por cierto, si el número de ausencias es habitual y elevado, vete pensando que el problema es del entrenador y no de los jugadores. Algo tienes que hacer.
 






1 comentario:

Pablo Gabeiras Araujo dijo...

Buenos tardes, soy un alumno del Colegio Maristas Sta María de Ourense que como parte de un proyecto de la asignatura de TIC (tecnología) ha creado un blog y en mi caso la temática es el baloncesto, pues es una de mis mayores pasiones. En él comento las últimas noticias en especial de la NBA, pero también de la ACB, Euroliga y próximamente de categorías base (juego en un equipo junior) y de LEB. Por ello, me gustaría saber si me podría enlazar en su blog (yo haría lo mismo con el suyo) pues me serviría de gran ayuda. Además podría recomendar su blog en mis próximas entradas.
Un saludo y muchas gracias de antemano.


Mi blog: http://eldraftweb.blogspot.com.es/