jueves, 15 de septiembre de 2016

Gestión de la cantera de un club. Relación entrenador - director técnico

Este artículo hablará de planificación, de conversar, de gestionar relaciones dentro de un club de baloncesto, desde la perspectiva del Director Técnico, Coordinador de Cantera, Director Deportivo o como queráis llamarlo y la del entrenador. 

Nuestra idea consiste en planificar hacia adelante, basándonos en el diálogo y el ajuste(flexibilidad). En otras ocasiones hemos planteado una planificación global, donde se reflejaba toda la temporada y en función de cómo avanzara, ir ajustando. Ahora buscamos más unos fundamentos sobre los que descansan la planificación y mirar hacia adelante. Me explico. 

De un lado tenemos al entrenador, y tres son los documentos básicos que necesita para la planificación del equipo o preparación de entrenamientos: los objetivos generales del año, proporcionados por la Dirección Técnica, ideas generales del equipo y estructura de la semana (ambos producidos por el entrenador).

Por otro lado, tenemos a la Dirección Deportiva o Técnica, ¿cómo coordinar o supervisar a al entrenador? ¿cómo controlarlos? (quedaros con estos tres verbos, luego hablaremos de ellos).

De este modo, tenemos una misma situación, la gestión organizativa del equipo, desde dos puntos de vista diferentes, la del entrenador y la del director técnico.

Las relaciones personales se basan fundamentalmente en una idea: LA CONFIANZA. Y el entrenador y el coordinador tienen una relación. Así que, entre otras cosas, se tendrá que desarrollar la confianza. Y la confianza se incrementa a través del conocimiento de la persona, no del entrenador. Ya que, detrás de cada entrenador (y cualquier profesión), aunque algunos no lo crean, hay una persona. Y en esta tarea, el coordinador tiene que ser proactivo. 

Veamos ambas perspectivas desde el prisma del director técnico y desde el entrenador. Atentos porque iremos cambiando de uno a otro. 

El director técnico tiene que proporcionar los objetivos del equipo. Hay que tener en cuenta que nuestro rumbo apunta al aprendizaje del jugador. Por poneros un ejemplo, en la imagen tenéis los objetivos técnico - tácticos de un equipo cadete-junior.



Siguiente paso. Solicitar al entrenador una tabla donde se reflejen sus ideas de cara al equipo. ¿Qué áreas debería contemplar?

- Fundamentos individuales de ataque y defensa
- Fundamentos colectivos de ataque y defensa
- Equipo
- Metodología


Como ejemplo de ideas generales de cara al equipo aquí tenéis una referencia:




Y la segunda tabla que habría que solicitar es la de la planificación de una semana genérica, que reflejaría lo siguiente:

- Días
- Horas
- Área a entrenar (fundamentos, ataque, defensa, físico)

Una imagen como referencia:





Con los objetivos, las ideas generales y cómo organizar la semana, tenemos las tres herramientas necesarias para la coordinación entre director técnico y entrenador.

El entrenador, para preparar sus entrenamientos, deberá echar un vistazo a estos tres documentos, con los que le será mucho más fácil determinar qué quiere entrenar. Y a partir de lo que quiere entrenar, definir los ejercicios. 

Es ideal que cada entreno quede registrado, para que pueda observar cómo gestiona su tiempo de cara a alcanzar los objetivos del equipo. 

¿Y cómo interviene el coordinador en la gestión del equipo? Habíamos hablado de unos verbos, "supervisar", "controlar", "coordinar". 

Desde nuestra perspectiva, eliminamos el verbo "controlar", ya que como la RAE dice, implica "fiscalización", "intervención" o "inspección", entre otras definiciones. 


¿Y "supervisar"? Pues tampoco, fijaros lo que dice la RAE, "ejercer la inspección superior en trabajos realizados por otros". No buscamos inspeccionar a nadie para ver si ha hecho o no el trabajo. 

¿Entonces? Desde la coordinación, desde nuestro punto de vista, buscamos el "autocontrol" del entrenador y acompañar al entrenador a lograr sus objetivos.  Y para alcanzar ese autocontrol del entrenador, en la dirección técnica nos hemos querido apoyado en los siguientes principios: 

- Principio de subsidiariedad: Gestión eficaz a través de la unidad más pequeña posible. Gestión independiente de la menor de las unidades eficientes. Es decir, que si el jugador puede solucionar el problema sin la intervención del entrenador, mejor. Y si el entrenador lo resuelve sin el coordinador, mejor. Fomentamos independencia, criterio, toma de decisiones, confianza.  ¿Y si se equivocan? Pues recordad eso de ser un líder: "tus aciertos son tus aciertos y tus errores son mis errores". Aprendemos del error y seguimos el camino. 

- Principio del talento: Como el entrenador con sus jugadores, nosotros, desde la perspectiva del coordinador, creemos que nuestros entrenadores también tienen talento. Y le tenemos que dar ese espacio para desarrollarlo (y lo unimos con el principio anterior). 

- Principio de causalidad: El partido forma parte del proceso, no es el resultado ni el examen de la semana. El efecto es la formación integral de la persona, la causa es, entre otras, el baloncesto. La consecuencia deportiva, la mejora de la persona y de sus capacidades y habilidades deportivas, que puestas al servicio del colectivo (equipo) nos hacen más competitivos, y redunda de nuevo en la mejora individual. Círculo positivo donde el factor tiempo no limita.

Principio del estrés: Dejar que se produzcan ciertos niveles de estrés en los equipos. Espacios a los entrenadores, decidir el momento de la intervención. Aprendizaje constructivo para el entrenador

- Principio de la escucha: Generar entornos de “escuchar para entender”

- Principio de la autenticidad: Los entrenadores tienen que ser genuinos. Tienen que ser ellos mismos. Observar los perfiles de los entrenadores que tenemos y ajustarlos a los equipos adecuados.  

Y os preguntaréis que esto está muy bien, pero cómo lo ponemos en práctica. Pues a través de una herramienta tan sencilla y común como es la CONVERSACIÓN. Establecer con cierta regularidad conversaciones con los entrenadores, para, con los tres documentos encima de la mesa, hablar sobre su equipo, y a partir de ahí, orientar cuando sea necesario. 

Se trata de acompañar, de formar o ser formados a través de la experiencia diaria de un entrenador y su equipo. Y en qué nos formamos:

- En conocimiento. 
- En metodología. 
- En liderazgo. 

Planeamos hacia adelante y con la herramienta de la conversación y el cimiento de la confianza. 

Tened en cuenta que las visiones son diferentes, el entrenador se centra en su equipo y sus objetivos, mientras que el coordinador trata de dotar de coherencia al proceso de aprendizaje del jugador, a través del trabajo de los entrenadores. De este modo, cuando el coordinador se junte a hablar con el entrenador deberá tratar de comprender la posición del entrenador antes de pretender que el entrenador le comprenda a él. 

Por cierto, ¿habéis leído la palabra "partido" en algún momento? Sólo cuando hablábamos de "causalidad". Porque consideramos que el partido forma parte del proceso de aprendizaje y lo utilizamos como tal. Y el resultado es una consecuencia y un dato más del global para ayudar al jugador a ser mejor jugador (y por supuesto, persona). 

Como apunte final, tened en cuenta que hay alguna pieza del puzzle que no hablamos de ella, como por ejemplo, los objetivos que tiene que tener la coordinación técnica, o cómo gestionar las incorporaciones de nuevos jugadores y salidas de otros, los perfiles de los entrenadores, la gestión de las postemporadas, el subir o no jugadores de categorías, etc.

¡Ya llega la liga supermanager 2016/2017 de aprendebaloncesto!

¡Hola amigos!

Como todos los años, creamos la Liga Supermanager, en este caso la liga de la temporada 2016/2017. ¡6ª edición! ¡Plazo hasta el 30 de septiembre, antes del primer partido!

Las reglas son sencillas:

- Ficha a 11 jugadores de la ACB con los 6,5 millones de presupuesto que dispones por equipo y compite por la clasificación general y por la liga de Aprendebaloncesto!

-Si tienes un equipo, no dudes en inscribirlo y, si no conoces el supermanager te animamos a participar y hacerte uno, es muy divertido y adictivo. Es totalmente gratuito y te conviertes en manager y entrenador de un equipo de la ACB creado por ti. Los jugadores suben o bajan de cotización según su valoración real de cada jornada. Puedes Fichar a Navarro, a Felipe, a Campazzo, ¡a todos los jugadores de la ACB! 

- Web de inscripción: http://supermanager.acb.com/

Además, la ACB ofrece una aplicación para poder jugar desde dispositivos móviles

https://play.google.com/store/apps/details?id=com.acb.supermanager

https://play.google.com/store/apps/details?id=com.acb.supermanager
 

Reglas aprendebaloncesto

Máximo dos equipos por usuario (de inscribir más, los borraremos al azar hasta dejar solo dos).

El ganador anual recibirá un premio de nuestra parte, en años anteriores fue un libro y este año tenemos que encontrar algo también apropiado, un libro, un dvd, un balón, etc., está por decidir, en cualquier caso, confiamos en que sea de vuestro agrado

- Los regalos que ya hemos repartido son los siguientes, este año no lo sabemos pero ¡os gustará!





- Una vez hecho el equipo, debéis inscribirlo en nuestra liga:

Liga: Aprendebaloncesto
Contraseña: ilovethisgame

¡Ánimo y suerte!

lunes, 12 de septiembre de 2016

El 1c1. Confianza, ¿cómo trabajarla?

Hace poco decíamos que uno de los conceptos para trabajar el 1c1 es el de "dotar de confianza al jugador". 

Y esta tarea recae directamente en el entrenador. ¿Cómo puedo dotar de confianza a un jugador para que se atreva con su 1c1?

En más de un partido hemos visto jugadores, que cada vez que reciben la bola, su intención es la de pasarla y no ser ofensivo. Y si desgranamos los motivos, muchas veces la causa raíz será la falta de confianza en él mismo y pensar que hay otros compañeros que son mejores. 

Si yo tuviera que trabajar la confianza con mis jugadores haría lo siguiente:

1. Un talento. Juntar al equipo y que cada uno dijera un talento de uno mismo, relativo a las habilidades ofensivas del baloncesto. Probablemente alguno te diga que ninguna (una información valiosa para ti), a ese le tendrás que ayudar a que te diga uno. Y en última instancia, proporcionárselo tú. Haz consciente a tu jugador de un talento suyo. 

2. Siempre se consigue éxito. Explicar al jugador que el 1c1 no tiene porque ser definitivo. Ya sabéis que otro concepto del 1c1 es que "se crea, se mantiene y se disfruta". Mi 1c1 no tiene por qué ser definitivo, pero si tiene que ser intenso y decidido. Sólo con eso, se crea inestabilidad y atención en la defensa.Toda acción de 1c1 es exitosa, ya que genera una inestabilidad defensiva. Es muy importante que esta idea se grabe en la cabeza de los jugadores. 

3. El refuerzo positivo. El entrenador tiene que fomentar en los entrenamientos que el jugador se atreva, y que cada intento sea un refuerzo positivo. Felicitar a los jugadores por su iniciativa. Animarles a que se lancen a su 1c1. 

Estos tres puntos son básicos y fundamentales para trabajar el 1c1 desarrollando la confianza del jugador inicialmente, para luego trabajar otros conceptos o detalles. Pero sin confianza, no podemos hablar de otros aspectos. 

Y recordad que cada jugador se encuentra en un punto diferente en su proceso de aprendizaje, de manera que con unos tendrás que trabajar estos tres puntos básicos y con otros estarás hablando de detalles de desequilibro, por ejemplo. Es decir, en el mismo ejercicio, cada jugador podrá tener objetivos diferentes.


sábado, 3 de septiembre de 2016

Gestión de la cantera de un club. Transversales en pista

En artículos anteriores hemos hablado de cómo gestionar la cantera de un club, centrándonos en aspectos organizativos, hablando de sistemas de juego hasta la categoría infantil y a partir de la categoría cadete, tratando de establecer una línea coherente de aprendizaje que diera protagonismo al jugador y donde el entrenador guiara en el proceso. 

Hemos hablado de una serie de intocables, de un sistema de juego universal y cómo trabajarlo y del juego del 1c1.

Gestión de una cantera de baloncesto

El 1c1 hasta infantil

Sistema de juego universal a partir de cadete

A estas tres ideas se le añaden lo que hemos llamado "transversales". Para nosotros existen dos tipos de transversales, "en pista" e "intangibles". En este texto hablaré de los transversales en pista. 

Si buscamos el significa de transversal nos encontramos con varias definiciones, entre las que se encuentra : " Que atañe a distintos ámbitos o disciplinas en lugar de un problema concreto". La idea de lo transversal va asociada a la pista, a lo que hagamos en el juego, tanto en el entrenamiento como en el partido. No es un aspecto a tratar en un entreno concreto o en un partido determinado, sino que es una seña de identidad que buscamos tener en nuestros equipos. 

Y aquí os dejo los que hemos pensado hasta ahora:

1. Control del juego. 

Aquí nos queremos referir al hecho de que los jugadores sepan lo que están haciendo en la pista, que tengan el control de sus acciones (ya sean conscientes o inconscientes) con independencia de si ha habido acierto o fallo. Queremos que dominen al juego y no ser dominados por él. Y no me refiero a la acción del rival, sino a nosotros. A saber dónde estoy, donde está el balón, que pretendemos conseguir en el ataque, por qué hago un 2c1, etc. 

Ha habido ocasiones donde le he preguntado a la jugadora qué estaba pasando y no era capaz de hacerme un mínimo resumen de los últimos dos minutos. Creo que es un aspecto que se debe trabajar, y desde pequeños.

2. Explosividad. 

No somos Miguel Indurain, que para aquellos que no le conozcan, fue un ciclista que ganó muchas cosas. Cuando empezaba a subir las rampas de cualquier puerto, ponía su ritmo (altísimo, por otro lado) y nadie le seguía. Nosotros somos de cambios, de ahora lento y salgo brutalmente veloz tras el engaño, sprints cortos pero muy intensos, tanto en ataque como en defensa. 

No se juega al baloncesto a una velocidad constante. 

3. Espacios. 

Poco tengo que decir a los lectores sobre los espacios. 10 "seres humanos" en un lugar reducido. Esta idea o percepción debe estar constantemente en la mente de los jugadores, especialmente de aquellos sin balón. Y en defensa es igual, saber cerrar o cubrir los espacios necesarios para limitar las posibilidades de que enceste el rival. 


4. Lateralidad. 

Hace referencia, en general, al uso de ambas manos, la dominante, y la menos dominante. Eso implica que tendré más posibilidades de éxito en mis acciones cuando pueda elegir tanto por la izquierda como por la derecha. Pero no solo es eso. Ser dominado por una de las dos direcciones implica, no solo que pierdes opciones para atacar, sino que además, limitas tu visión hacia ese lado. Si trabajas la lateralidad en el bote, consecuentemente, amplias tu visión. 

5. Visión. 

Terminamos el concepto transversal de la lateralidad hablando de la visión. Enlaza uno con otro. Como enlaza la visión con el siguiente. "Mirar" se define en el diccionario, de entre otras maneras, como "pensar, juzgar". Mientras que "ver" se define como"observar algo con los ojos". Nosotros queremos que nuestros jugadores "miren", porque de esa manera tratan de comprender lo que está pasando. Y además, que miren donde tienen que mirar. Para eso, los entrenadores tenemos que darles CRITERIOS DE ATENCIÓN, para que sepan donde está la mayor información posible. 

Y por supuesto, como decíamos con la lateralidad, el trabajar la visión periférica.

6. Toma de decisiones. 

Y por último, aunque habrá más, la toma de decisiones, que conecta todo. Miro para comprender, elijo que quiero hacer, y lo ejecuto con el fundamento técnico más adecuado, a criterio del jugador. Trabajar la TOMA DE DECISIONES es clave. 10 personas, un balón, un resultado, un espacio, normas y jueces que te evalúan para que cumplas las normas, más un tiempo limitado. Todos estos factores influyen en la toma de decisiones, y debemos orientar a nuestros jugadores. ¿Cómo? Siempre he pensado que la PREGUNTA es una gran aliada del entrenador. La adecuada, en el momento adecuado, de la manera apropiada y en el entorno correcto. 


En resumen, el entrenador siempre tiene que tener presente que en el juego se deben plasmar estos seis transversales, durante un entrenamiento o un partido. 




lunes, 8 de agosto de 2016

Sistemas de juego universal como plataforma de aprendizaje del jugador a partir de la categoría cadete

Siguiendo con lo expuesto en anteriores artículos relativos a la organización del juego en un club,  Gestión de una cantera, toca ahora hablar del sistema de juego universal (SJU) como plataforma de aprendizaje del jugador a partir de la categoría cadete. 

¿Por qué instauramos un SJU? ¿qué es para nosotros un SJU? ¿Cómo lo aprende un jugador? Estas son preguntas que debes hacerte antes de lanzarte a establecer en tu club una forma de jugar similar para todos los equipos. 

¿Por qué un SJU?

  • Nosotros buscamos que TODOS nuestros jugadores sean inteligentes en la pista y que tomen decisiones correctas, y que esas decisiones estén conectadas armónicamente entre ellas. Hablamos con balón y sin balón. Creemos que el SJU ayuda a facilitar esta labor, al no tener que utilizar tiempo en que aprendan diferentes tipos de trayectorias y sistemas. 
  • Debido a que no somos un club con jugadores muy altos, los roles a partir de cadete no están, por sus características físicas, excesivamente definidos, así que todos nuestros jugadores prácticamente pueden hacer de todo. De una, inicialmente carencia, no tener hombres altos, lo hemos transformado en una ventaja, POLIVALENCIA. 
  • Nos interesa mucho el trabajo de los fundamentos y la toma de decisiones, y como tenemos tiempos y espacios limitados, no queremos perder tiempo en que cada entrenador desarrolle un sistema de juego predefinido propio. Le proporcionamos desde la dirección un SJU común. Buscamos EFICIENCIA. 
  • Por otro lado, como tenemos el programa de ascensoristas (TODOS los jugadores que cumplen los mínimos de compromiso, esfuerzo, estudios, etc., suben a entrenar con el equipo superior), EL SJU ayuda a que los jugadores conozcan el entorno y la forma de trabajo cuando cambian de equipo. Se facilita su aprendizaje. 
  • Con el SJU queremos generar un "esqueleto ofensivo" sencillo para que el entrenador pueda encontrar espacios para que los jugadores aprendan a jugar en distintas posiciones o situaciones. Queremos que TODOS sepan tomar decisiones correctas en:
- Poste bajo.
- Poste alto. 
- Situaciones alto - bajo. 
- Bloqueos directos.
- Bloqueos indirectos. 
- Jugar hacia el lado contrario al balón. 
- Jugar desde el lado contrario del balón. 
- Continuar desarrollando lo aprendido en categorías anteriores relativo al 1c1 El 1c1 en aprendebaloncesto
- Situaciones mano a mano.
- Inversiones. 
- Fluidez en las acciones 2c2 + 3, 3c3 + 2.

  • Situar al jugador en espacios conocidos para que aprenda a dominar el juego. Si te encuentras en entornos conocidos no cambiantes, se facilitará que el jugador domine la situación, ya que los espacios son profundamente familiares para ellos, y se concentrará y centrará en la lectura del juego, reacciones de los defensores y apoyos de sus compañeros. 
  • Si aprenden a realizar las acciones anteriormente mencionadas en nuestro SJU y trabajamos en la línea de la lectura del juego y la toma de decisiones, nuestros jugadores podrán ejecutar cualquier movimiento en cualquier sistema, ya sea Flex, Cuernos, etc., tendrán más facilidad de adaptación a cualquier otra situación.
  • Recordar que lo que a nosotros nos importa es que el jugador aprenda. Disponer de este SJU creemos que fomenta el aprendizaje, que repercutirá en el juego. Si mejoro el aprendizaje del jugador, terminaré por tener un mejor juego de equipo, porque serán capaces de hacer más y mejores gestos y de tomar mejores decisiones. 

¿Qué es  para nosotros un SJU?

Es un ataque de referencias espaciales iniciales comunes a todos los equipos desde cadete hacia arriba. 

Significa que cuando nuestros jugadores inicien el juego 5c5, los espacios iniciales que se ocupen serán 1 - 3 - 1. Cabecera, poste alto, 45 grados y una esquina. 

Las trayectorias a partir de esos espacios iniciales serán decisión de cada entrenador. ¿Cuáles son? Aquellas que nos permitan encontrar los espacios para que nuestros jugadores aprendan a jugar en las posiciones y situaciones anteriormente descritas. 

El SJU es compatible con la idea de no parar el juego tras no tener éxito en un contraataque. Seguir jugando es, para nosotros, una idea de trabajar la visión en los primeros segundos del ataque, donde la defensa es inestable, y a través de comprender la situación, encontrar la ventaja gracias a que la defensa nos proporciona al no estar construida y que nuestros jugadores ocupan los espacios adecuados y realizan las trayectorias correctas.

Podríamos decir que si cada entrenador elige sus propias trayectorias, nos encontraríamos con diferentes tipos de trayectorias y entonces la situación sería igual. Diferentes equipos, diferentes trayectorias, el jugador perdiendo tiempo en aprenderlas. Es un argumento claro en contra del SJU.

Se pretende dar libertad al entrenador y no limitarlo. También es cierto, que a través de conversaciones con entrenadores, buscaremos trayectorias comunes entre los equipos. El entrenador tiene que tener claro que el objetivo no es crear trayectorias fantásticas, sino simplificar los entrenos para facilitar el aprendizaje de los jugadores. 


¿Cómo lo enseñamos?¿cómo lo aprenden los jugadores?

Yo siempre me decanto por darle libertad a los jugadores a la hora de aprender. Lo hemos hablado más de una vez, generar espacios de confianza, trabajar sobre el fallo, invitar al jugador a que se encuentre incómodo aprendiendo algo nuevo, etc.

Lo cierto es que las capacidades previas de los jugadores tienen mucho que ver en cómo les vamos a enseñar o cómo van ellos a aprender a atacar desde nuestro SJU.

El SJU(fundamentalmente, el baloncesto) es simplemente una cuestión de dominar la situación presente. Saber dónde estoy, dónde están mis compañeros, cómo está reaccionando la defensa rival y cuál es la mejor opción de ventaja de mi equipo. Dominar el juego y evitar que te domine a ti.

Desde mi punto de vista, mi primera opción de aprendizaje sería dándole el protagonismo total a los jugadores, indicándoles las posiciones iniciales y a partir de ahí, en función de lo que yo quiero que aprendan (poste bajo, indirectos, etc.), que ellos libremente gestionen las trayectorias, armonizándolas y dotándolas de un sentido colectivo.

Una segunda opción, si la libertad de juego y el protagonismo total al jugador no es posible, sería un trabajo de ataque por conceptos. Por ejemplo, un concepto sería "poste bajo del lado del balón tiene que estar ocupado". Y así, marcaría una necesidad, pero dejaría en manos de los jugadores, cómo y quién moverse en el campo. Enriquecería esos conceptos combinándolos con otros, como explico más adelante.

La tercera opción, si se observa que no son viables ninguna de las dos primeras, es trabajar sobre un sistema cerrado, donde el entrenador determina una serie de desplazamientos, trayectorias o movimientos, con la idea de trabajar los fundamentos que hemos enumerado anteriormente. Sería el tradicional sistema cerrado, partiendo de nuestros espacios de referencia.

¿Qué fundamentos empezaría a trabajar para desarrollar los conceptos y el SJU?

El primer fundamento sobre el que trabajaría sería la VISIÓN. Aprender a mirar es fundamental. ¿Y cómo trabajo la visión?

Hay ejercicios específicos, como el siguiente enlace Xesco Espar, trabajo sobre la visión para trabajar la visión.

Otra manera puede ser a través de ejercicios colectivos. Si queremos que centren la atención en algo, limitemos fundamentos que nos distraigan. Eliminemos el bote. Un par de ideas:

- Aunque tu equipo no haga zona press a toda pista, sitúa a los jugadores en diferentes posiciones de zona press (1-2-1-1, 1-3-1, 2-2-1, etc) y atácala sólo con pases. Estarás trabajando la visión. Refuerza con tu voz esta idea. Que "miren para comprender", los espacios libres y las reacciones de los defensores.

- En situaciones de media pista, atacar a la defensa sólo con bote, ya sea una defensa zonal o individual.

- Por parejas, el entrenador con balón en media pista, lanza el balón y la pareja que coja el balón, ataca un aro, sin bote.

En todos estos ejercicios, es conveniente orientar a los jugadores sobre los criterios de atención, en especial a los jugadores sin balón, para ocupar las posiciones más ventajosas para el ataque. Es decir, les indicamos que se fijen en los espacios libres del ataque.

El segundo fundamento que trabajaría para introducir a los jugadores en el SJU es el PASE. El juego colectivo es colectivo porque conecta a individuos. Y la conexión se muestra físicamente en un pase. Y el pase lo trabajaría utilizando multitud de ejercicios que conocéis tanto en campo abierto como a media pista, aunque a mi me gustan mucho las ruedas de fundamentos, y trabajar el pase a partir de estos conceptos:



Estos dos, visión y pase, que van de la mano, serían dos fundamentos sobre los que trabajaría mucho al principio de cara a establecer el SJU. E introduciría el SJU a través del juego reducido, en situaciones de 3c3, 4c4 y campo abierto. Evidentemente, seguiría trabajando otros fundamentos, dándole prioridad, entre ellos,  al tiro, en sus diferentes versiones, y a través de estos conceptos:



¿Qué secuencia sigo para que los jugadores aprendan las distintas situaciones, fundamentos o conceptos?

Hay que recordar que lo que queremos es utilizar el SJU para que nuestros jugadores aprendan a manejarse en distintas posiciones o situaciones. En el proceso de aprendizaje, se pueden trabajar conceptos de manera simultánea. Yo le he dado prioridad a empezar a trabajar sobre las situaciones en el poste bajo, aunque esta situación se complementa muy bien con el concepto de "jugar desde el lado contrario del balón".

Para dar libertad al jugador y dotar de sentido al ataque trabajar conceptos es una primera forma de abordar el aprendizaje. De este modo, tras situar a los jugadores en los espacios de referencia (cabecera, poste alto, 45 grados y una esquina) se les indicarán las siguientes normas:

- Espacio de poste bajo del lado del balón, ocupado.
- Acciones ofensivas desde el lado contrario del balón, fundamentalmente cortes y reemplazos.

Una evolución del aprendizaje sería introducir la situación de bloqueos indirectos, donde se puede introducir el concepto de "jugar hacia el lado contrario al balón". A la norma de situación del poste bajo del lado de balón ocupado, le añadiría:

- Bloqueos indirectos lejos del balón. Recordar que en los bloqueos indirectos se generan, al menos dos soluciones al balón.

Como veis, vamos introduciendo situaciones, el juego en el poste bajo, acciones desde el lado contrario del balón,  situaciones de bloqueo indirecto y el juego hacia el lado contrario al balón. En esta línea de aprendizaje hay que hacerle ver al jugador que buscamos generar opciones de ventaja simultáneas, tanto en nuestra opción de poste bajo, como lo que se genera lejos del balón.

Posteriormente, iremos introduciendo situaciones de mano a mano, para evolucionar hacia el bloqueo directo, con la misma filosofía de generar opciones de ventaja en ambos lados del campo. Y más adelante, situaciones de juego alto-bajo.


En resumen, de una manera lo más concisa posible, en este artículo, hemos:

1. Fundamentado porqué queremos establecer un SJU en el club
2. Definido qué es un SJU
3. Explicado tres variantes para enseñarlo a los jugadores
4. Enumerado los dos fundamentos principales en los que apoyarse para empezar a trabajar el SJU
5. Dotado de una secuencia para introducir progresivamente los conceptos o situaciones del SJU


Y como siempre, puede haber otras formas de hacer las cosas, no estar de acuerdo, etc., solo que aquí, exponemos nuestra manera de verlo.