martes, 14 de junio de 2016

Dirección de partido - Lucas Mondelo

Los blogs que nos dedicamos al baloncesto, y me atrevería a decir que al deporte en particular, a menudo publicamos artículos sobre temas que pesamos que pueden ser de interés para nuestros lectores: entrenadores y jugadores que tratan de mantener vivo el proceso de aprendizaje. Solemos hablar de técnica y táctica individual, de técnica y táctica colectiva, de planificación de una temporada, de planificación una sesión de entrenamiento y también tratamos de aportar ejercicios que nos han sido útiles en nuestro día a día a la hora de facilitar el aprendizaje. Nuestro blog incluso es un poco particular y a menudo publicamos artículos que me atrevería a denominar como "filosóficos", en los que llamamos a la reflexión y abogamos por un entrenamiento en pro del desarrollo del jugador y donde contemplamos que el resultado de los partidos sea un efecto de ese desarrollo, no la causa principal. Ganar es importante, pero si para hacerlo tengo a cinco jóvenes sin jugar permanentemente, habré conseguido que cinco jóvenes se apunten a otro deporte.

Creo que tenemos olvidada una parte bastante importante en el desempeño cotidiano de un entrenador, me refiero a la dirección de partido. Desde la dirección de un partido podemos ayudar enormemente a nuestros jugadores, con cambios y relevos apropiados, con enseñanzas, con soluciones tácticas y técnicas (apropiadas a la categoría), con saber estar, con el respeto al rival, ayudándoles a entender lo que ocurre, con el silencio y que aprendan de sus errores, con mantener a un jugador con 4 faltas en pista para que decida por sí mismo..., las posibilidades son infinitas.

Me gusta mucho observar los tiempos muertos y siempre atiendo a estos aspectos principalmente:

  • Aspecto emotivo
  • Ataque
  • Defensa
  • Comentarios técnicos y tácticos
Me gustan los entrenadores que combinan estos aspectos pero ninguna opción es mejor que otra: hay entrenadores de tantos tipos como tipos distintos de personas hay.

Os dejo un vídeo que he hecho sobre la dirección de partido de Lucas Mondelo, seleccionador nacional fenemino de España, desde el punto de vista de sus tiempos muertos. No pretendo transmitir que hagamos todas las cosas que él hace, no olvidemos que es la élite profesional, sino que nos fijemos en cómo sabe apelar al lado emotivo de sus jugadoras, ayudarlas a remontar desde sus decisiones tácticas y cómo hace indicaciones técnicas que bien pudieran ser para un equipo alevín: "solo atacan con mano dominante".

El vídeo es largo, 12', solo apto para frikis, pero espero que esos frikis del baloncesto disfruten de él tanto como yo lo hice viendo cómo Lucas dirigía a su equipo y cómo su equipo lo dio todo por él.

Eso me movió a hacer este vídeo.