lunes, 14 de marzo de 2011

Ataque por conceptoscon cinco jugadores abiertos (IV). Aparecer.

Otro de los aspectos que trabajamos en el ataque por conceptos es "aparecer".

Se trata de un trabajo para los jugadores sin balón. Son acciones muy importantes, ya que en caso de que el jugador con balón pierda sus opciones de canasta, el que aparezcan jugadores con opciones de ventaja asegura la continuidad del ataque.

Partiendo del espacio que el jugador ocupa, se puede “aparecer” estando o yendo, es decir, “estando” sería cuando tu defensor salta a una ayuda y sin moverte te has librado del defensor. Yendo, corresponde a la idea de ocupar un espacio diferente al que se ocupa. Aquí trataremos más el concepto de “aparecer yendo”.

En determinadas circunstancias, el “aparecer” estando a más de un pase del balón (lo que sería generar una línea de pase agresiva), no es tanto un problema del jugador sin balón, que “aparece” en el momento y lugar oportuno, sino del jugador con balón, que no realiza ese pase cuando su compañero aparece, al estar presionado y no tener la capacidad de bote sin mirar al balón y mirando al campo. Surgen dudas y no pasa el balón, manteniendo el bote estático y el inmovilismo del ataque colectivo. Sería la acción de A1.




 El jugador a más de un pase no debe trabajar la línea de pase fácil ya que el tráfico de jugadores es elevado entre él y el balón. Si se produce un corte de un jugador a un pase del balón, entonces aunque sea una distancia elevada, podría trabajar la línea de pase fácil. Luego, cuando estoy a más de un pase, no existe inconveniente en generar líneas de pase agresivas al balón.




Los jugadores sin balón deben estar rápidos en la lectura de los espacios, ya que aunque te encuentres a un pase del balón puedes generar una línea de pase agresiva, de manera que dejas espacio para que el jugador que esté a más de un pase pueda ocupar el espacio y generarle al balón una línea de pase fácil.



 

Hay que aparecer en el lugar y momento oportuno. Es un trabajo de ambos, del jugador sin balón y del jugador con balón, ya que el balón tiene que estar mirando y saber que se le abren nuevas opciones en su camino a canasta. Como él tiene la iniciativa, será quien tome la decisión de continuar hacia el aro o doblar el balón.

Este concepto parece que se aplica solo en la circulación del balón por el perímetro, y en el juego de pasar y cortar, pero también lo tenemos que aplicar cuando se produce una penetración. Normalmente, el jugador que ha penetrado y ha vencido a su oponente en el 1c1 no suele encontrar un camino fácil al aro, sino que le saldrán nuevas dificultades a superar (ayudas defensivas). Aquí es donde también los jugadores sin balón deben aparecer, aunque en equipos de cantera hay una elevada tendencia a quedarse mirando al balón como un espectador más.



 En nuestro equipo para fomentar la generación de líneas de pase cuando el balón penetra al aro trabajamos un intercambio de posiciones en el lado contrario al de la penetración tal y como se muestra en la imagen superior.

Para el trabajo de aparecer, hay que tener en consideración varios aspectos:

  • Percepción de donde estoy con respecto al balón.
  • Percepción de donde está el espacio para aparecer.
  • Percepción de lo qué hacen mis compañeros.
  • Percepción de lo qué hace mi defensor y el resto de defensores. En general, si mi defensor no reacciona al movimiento del balón, hay que tratar de buscar su espalda; esta acción generará una buena línea de pase al balón.
  • Fintar la dirección de salida. Si ya enseño donde voy, estoy dando una pista a mi defensor. Muchas veces es bueno orientar el cuerpo hacia una dirección diferente de la que posteriormente tomaré.
  • Trabajo de cambios de ritmo. Fundamental, el baloncesto es un deporte a veces rápido y otras lento, pero si lo jugamos a un mismo ritmo, no obtendremos todas las ventajas que queramos. Para eso hay que trabajar flexionados y sorprender al rival.
  • Ofrecer un blanco al balón. Es necesario ya que muchas veces, el balón está presionado y no tiene la capacidad de ver todo lo que pasa en el campo, así que un blanco para el balón es una buena opción para saber donde tiene que pasar el jugador con balón.
Evidentemente, cuantas más líneas de pase fácil tenga el jugador que penetra, con compañeros libre de marca, mejor será para el balón si se le cierran los caminos al aro.

En estas situaciones estamos pidiendo al jugador que esté atento a diferentes estímulos, con lo que el trabajo de la visión periférica es fundamental. En cualquier ejercicio que hagamos hay que fomentar que fijen su atención en más de un foco. Por ejemplo, en una sencilla rueda de entradas, podemos obligar al jugador que penetra a ver, tanto el aro, como al jugador que cogerá el rebote, incluso puede tener la opción de doblarle el balón en lugar de entrar. Además les hacemos ver que hay que entrar en 6,25 cuando inicie el balón la entrada, no antes (trabajo de ocupación de espacios y aparecer en el momento oportuno).



 Otro aspecto es, ¿cuándo aparecer? El momento suele ser una combinación del momento en el que el jugador con balón reacciona para penetrar y la reacción de mi defensor. Situación similar se da si el balón no penetra pero se encuentra botando en el perímetro sin intención de penetrar, y en situación de haber perdido su iniciativa. Se trata de un trabajo de sincronización. 

En función de nuestra ordenación del juego: espacios, iniciativa, cambios de ritmo, etc., tenemos que tratar de ser conscientes de que "aparecer" en el momento y lugar adecuado nos va a generar una ventaja a la hora de jugar el balón que nos facilitará el 1c1.