jueves, 11 de septiembre de 2014

La AUTORIDAD del entrenador. Humildad y gestión.

Todos los veranos la Federación Española de Baloncesto (Feb) reune a multitud de jugadores y jugadoras de distintos clubes de todo el mundo, españoles ACB, españoles de rango inferior, universidades americanas, equipos de la NBA, etc. 

Estas instituciones trabajan durante 10 meses con los jugadores/as, que a través de sus entrenadores, y las ligas que juegan (muchas organizadas por la Feb y federaciones autonómicas), generan una mejora constante en la formación de jugadores/as, desde los NBA al benjamín de cantera.

La Feb ha construido una eficiente estructura alrededor de todos estos jugadores/as, entrenadores, preparadores físicos:  organización, planificaciones, innovación, etc., que ha hecho posible multitud de logros, no solo en las categorías de élite, sino también en las de formación, U20, U19, etc.

Decir que el logro es exclusivo de la Feb sería falso, al igual que decir lo opuesto, de que el éxito se debe al trabajo de los clubes.  Considero que el logro es de todos. Si a un reloj le quitas una pieza, por pequeña que sea, funcionará peor o dejará de funcionar. Es decir, todas las ruedas dentadas son necesarias para que funcione el engranaje.



La Feb trabaja como el "Club España", que para muchas de las selecciones de cantera, es un trabajo fantástico. Entrenadores de clubes que se incorporan a las selecciones en verano, donde tienen una estructura y organización adecuadas para favorecer el progreso de las individualidades y los colectivos. Mejoran los entrenadores, los distintos especialistas que forman los cuerpos técnicos y los jugadores/as. 

Pero aquí me paro a pensar en el aspecto de la AUTORIDAD del entrenador. Cuando esa chica de 16 años llega a la selección en verano, para ella es un momento mágico, un premio, una recompensa, y se entrega con absoluta pasión y confianza. No duda de su cuerpo técnico. No duda de ellos. Lo que dicen, lo hacen, y si les cae una "bronca", la admiten, entienden y piensan que es en su beneficio, pues como dije antes, todo lo que rodea a esa estructura del "Club España" va en esa dirección, en el de la mejora. 

Pero, ¿Y si la Feb o "Club España" se nutriera sólo de sus entrenadores? Serían entrenadores con experiencia en competiciones internacionales en categorías de cantera y con un trabajo de pista de escasos dos meses. 

Pero...., ¿es exportable esta forma de trabajo a las selecciones absolutas? Mi opinión es que no. 

En las selecciones absolutas el cuerpo técnico tiene que ser de reconocido prestigio, de manera que el jugador de élite perciba y sienta lo mismo que sienten los chavales de 15 años que van en verano a la selección. 

Y ahí creo que ha radicado el problema. El partido de cuartos de final de España contra Francia en el mundial 2014 fue un partido de valientes, ¿y qué jugador de la plantilla es más valiente que Felipe Reyes? ¿Y cuánto jugó Felipe?

La realidad es que para que un jugador salga a la pista en esos momentos, no es sólo una cuestión física, sino también mental. Previamente has tenido que mantener activado al jugador y haberle hecho sentir importante, en su rol, pero importante

Y el cuerpo técnico de la selección española, durante la preparación y los partidos de fase, a mi entender, no lo han logrado, no han conseguido involucrar a los doce jugadores. Y creo que el motivo es una falta de AUTORIDAD. De ser capaces de sentar a Pau o a Ricky, y poner a Calderón de segundo base, y si el Sergio Rodriguez tenía que ir de tercer base, pues imponer ese criterio, con independencia de que le guste más o menos. Y después saber controlar esos egos y trabajar para "meter" al jugador en dinámica.

Es muy difícil hablar desde la distancia, desde fuera, y sin presión alguna. Pero creo que el cuerpo técnico no tenía autoridad suficiente. Quizás si la tuvo durante el pasado europeo, pero claro, sobre Pablo Aguilar, Xavi Rey, German Gabriel o incluso San Emeterio, la AUTORIDAD del entrenador, impuesta o ganada (que ese sería otro tema), fue más fácil de palparse.



Para dirigir a un equipo con jugadores NBA, que lo han ganado todo, que son referencias mundiales en sus posiciones, es necesario tener un cuerpo técnico de prestigio, que esté por encima de ellos, y en especial el primer entrenador, que pueda mirar a cualquiera y decirle: "al banquillo", y "al banquillo porque lo digo yo". O en un tiempo muerto poder decir:" os estais pasando el juego colectivo por donde yo se. Estais haciendo la guerra por vuestra cuenta, no circulais el balón", o de tomar acciones en beneficio del colectivo aunque el perjudicado se llame Pau Gasol. Y en España tenemos entrenadores de sobra que puedan hacer ese papel. 

Y esta reflexión la llevo al terreno del entrenador de cualquier club. Muchas veces he oido decir eso de "pues yo en el nacional lo haría mejor, o en el EBA o, el LF2 con esas jugadoras lo entrena cualquiera". 

Autoridad (mando), prestigio (reconocimiento-conocimiento) y carácter, son tres aspectos imprescindibles a la hora de dirigir equipos de alto nivel. ¿Ejemplo?, coach "K".

Creo que hay que pasar por diferentes etapas para poder llegar al final del viaje, y si te saltas alguna, a veces, puede ser contraproducente.  

Los entrenadores deben tener bien abiertos los ojos y las orejas, y que aprendan, que no tengan miedo a los retos. Que cada año se atrevan a intentar subir un peldaño, o por lo menos, a formarse para estar listos para el siguiente paso, por si el reto llama a su puerta. 

Y no pensemos que somos mejores que otros o que aquel es muy malo y yo lo haría mejor. HUMILDAD.

3 comentarios:

CuriosaHistoria dijo...

Aprendebaloncesto, tener un
cuerpo técnico por encima de ellos en CV es casi imposible, pero sí se puede tener un cuerpo técnico al que respeten por conocimientos y trayectoria. Luego, todos juntos, tendrán que adoptar decisiones por el bien común sin imponerse en ninguna dirección. Mario Pesquera, Pepu, Scariolo y Aíto tenían los conocimientos y la trayectoria, cada uno en su estilo y los jugadores sabían que, llegado el momento, el cuerpo técnico les podría ayudar.

Sólo quería aportar este matiz, buen artículo, escrito desde un prisma diferente.

Jose Luis Alonso dijo...

Es un articulo dice toda la verdad, claro, contundente y espero que sea eficaz si lo leen los de la federación, que han hecho cosas muy buenas durante muchos años, sobre todo en las categorías inferiores, pero que en la que nos representa a todos deja mucho que desear, por que el comentario de esta publicación era vos populi y cualquiera aun sin conocimientos de baloncesto pero con un poco de sentido común se daba cuenta, porque un entrenador sin un buen c.v. como entrenador de baloncesto, porque no puede entrenar a un equipo español para tener mejor y mayor conocimiento y todos los días poder solucionar problemas para tener un mejor dominio y actualizado de las diferentes soluciones a adoptar según los problemas, por favor señores de la federación recapaciten y pongan una solución.
El chasco y desilusión de esta dolorosa derrota y como siempre cuando organizamos algo en nuestro país, que como organización un diez pero éramos tan superiores que nos falto humildad desde arriba hasta abajo.

Sergio dijo...

Lo que está claro es que no es lo mismo tener a Phil Jackson que a Erik Spoelstra si de lo que se trata es llevar un equipo con más de un gallo... Por cierto, recién he estrenado mi humilde blog sobre basket, si os apetece pasaros por https://canchablog.wordpress.com/
Muchas gracias!