martes, 22 de marzo de 2016

La pizarra, ¿para qué sirve?

¿Para qué sirve la pizarra?
 
Mi definición de la pizarra sería: "herramienta que dispone el entrenador para ayudar al jugador a comprender distintas situaciones del juego, tanto las propias como las del rival".

En principio, podríamos estar de acuerdo con esta definición. Aquí la clave son las siguientes palabras:

1. AYUDAR
2. COMPRENDER EL JUEGO
Ayer, viendo el campeonato de España mini, puse un tweet que decía:


A partir de ahí varios comentarios al respecto de varios entrenadores, @Antonio_savonac , @PachiOca, @luis_terrasa, @llabrac, muy interesantes, y que me ayudan a mejorar como entrenador:
  • “A veces es más facil interpretar un dibujo”
  • “para salidas de presión, una disposición inicial ofensiva o defensiva”, “una jugada de fondo o banda”
  • “Ayuda al entrenador a explicarse mejor”
  • “Para transmitir información de manera visual y reforzar el mensaje”

Mi mensaje iba directamente relacionado con el campeonato de España de mini y la necesidad de en este campeonato (o en las ligas autonómicas) y en estas edades del uso de la pizarra por parte del entrenador.

El campeonato es eminentemente ofensivo, aunque las defensas presionantes generan bastantes puntos (otra reflexión que tengo en mente, si cambiarían los resultados de los partidos si no se presionara a toda pista). No he visto ninguna situación estratégica que requiriese algo diferente por parte de los chicos/as de lo que habitualmente suelen hacer durante el partido.

De ahí mi pregunta sobre la pizarra en niños de 12 años. Porque desde mi punto de vista, en estas edades, y en general en todas, el objetivo que yo busco como entrenador es que traten de entender el juego, de dominarlo.

¿Y qué es entender el juego o dominarlo? Para mi sería, en estas edades, que sepan:
  • donde estoy yo y donde está el balón, rivales, resto de compañeros.
  • hacia dónde quieren ir, y hacia donde va el resto de jugadores en pista.
  • qué fundamento quiero aplicar.
  • qué recurso de ese fundamento es el adecuado (si eligiera el fundamento del pase, pues elegir entre pase picado, espalda, etc.)
  • aumentar la velocidad de ejecución de cada decisión
De lo anterior, me viene a la cabeza dos aspectos claves:
  • el primero la visión (ser capaz de poner la atención en lo que me proporciona mayor información en el menor tiempo posible).
  • y la segunda es la capacidad de procesamiento de la información.
De ahí que yo entrenaría muchos fundamentos individuales en peques, con la intención de que aprendan a dominar el juego haciendo hincapié en la visión y en mejorar su capacidad de procesamiento de la información.

Para la segunda, utilizaría aquellas herramientas que estén de mi lado, que hicieran razonar al jugador, guiándoles en el proceso de aprender a entender y comprender. Y para esto no se me ocurre mejores herramientas que la de la observación y la pregunta.
  • Observar lo que sucede en la pista, cómo gestionan las decisiones.
  • La pregunta como camino para la reflexión del jugador.
Y a mi entender, la pizarra tiene poca utilidad en este escenario, ya que las referencias que tiene que donimar el jugador no son demasiadas, ni las situaciones estratégicas a las que se enfrenta no son complejas como para tener que visualizar en una pizarra determinadas situaciones. Se trata de un juego de 1c1 con o sin balón, de ocupación de espacios, fundamentalmente, perimetrales (aunque en este campeonato ya estoy viendo ocupar a jugadores grandes-grandes para su edad- espacios de, podríamos decir, “poste alto”). 

Donde yo realmente centraría el esfuerzo es en mi mejora como entrenador para aprender a observar y aprender a hacer la preguntar correcta en el momento adecuado, además de por supuesto otros que no menciono aquí como aprender contenidos que transmitir, planificar, etc.,

Esto no significa, como dicen algunos entrenadores, que no sea un medio más a nuestra disposición para guiar al jugador. Una herramienta más, aunque para mi entender, con mucha menos fuerza que el de la observación y la pregunta.