viernes, 10 de julio de 2009

Ejercicio de defensa. Desplazamientos defensivos II.



En una primera fase los defensores van con los brazos en la espalda para trabajar movimiento de pies, que deben estar siempre con la misma abertura, no abrir y cerrar, sino siempre con la misma abertura, y nunca saltando, siempre deslizando y con los pies en el suelo, para tener capacidad de reacción en cualquier momento.
Posteriormente se le liberan los brazos al defensor.
El atacante, le ponemos balón, y aprovechamos para trabajar con el bote lateral, con piernas flexionadas, y disociando piernas de bote, con diferentes cambios de ritmo, es decir, un bote con varios pasos, o un bote y un paso, etc.


El ejercicio puede progresar si les hacemos salir desde una de las esquinas de la línea de fondo y le damos libertad al atacante a romper la trayactoria en cualquier momento y atacar el aro. El defensor tratará de impedirlo, atentos a remarcar en los defensores el primer paso de caída cuando el atacante busque el aro, y a correr hasta tratar de ponerse por delante y contener al hombre con balón.