lunes, 14 de diciembre de 2015

M1. Entreno 13. Cadete 2000. Caracter defensivo.

Una de las tareas que nos quedaban por introducir en el equipo es el carácter. Y el camino más directo y tangible para generar carácter es la defensa.
 
¿Qué queremos decir con "carácter"? Pues nos acogemos a la novena definición de carácter de la RAE:
 
"Fuerza y elevación de ánimo natural de alguien, firmeza, energía"

A partir de ahí, ¿qué aspectos concretos puedo trabajar en defensa?

1. "Imaginar el futuro" Este concepto, idea o principio es muy interesante. También lo podríamos denominar, "estar listas". La cuestión es saber cuál va a ser el siguiente pase. La mayoría de los ataques nacen con un primer pase a 45 grados, o con el balón en 45 grados en bote para pasar a cabecera. Las jugadoras tienen que "vivir en la defensa" y entonces sabrán dónde va a ir el balón. ¿cuántos pases se dan a lo no evidente? Pocos. No es tan difícil adivinar lo que va a pasar, especialmente si se juega de manera muy estructurada.
 
2. "Deflections" Este término americano consiste en "tocar el balón", ya sea a la jugadora con balón, ya sea en un pase. La idea no es quitar el balón, sino tener la intención y el ánimo de tocar el balón. Puedes hacer situaciones 3c3 continuas, o 4c4, donde se cuenten las "deflections" y no las canastas.
 
3. "Cambios en los bloqueos y...." Desechemos la idea generalizada de que cambiar en los bloqueos genera relajación en la defensa. En los indirectos, tenemos "cambio y....comunicación". La comunicación se activa con el cambio, obliga a las jugadoras a hablar en defensa y las mantiene "viviendo en ella". En el directo, "cambio y.....tocar". La jugadora que se queda con la defensa del balón que sale del directo va a por ella, ¿esto es relajación?. Como además, tenemos en el ADN que la defensa siempre mira el balón, las otras tres jugadoras que no intervienen en la defensa del directo, estarán atentas a lo que allí sucede para colaborar.
 
4. "Flexión". Estar flexionadas nos proporciona la disponibilidad para reaccionar en el mínimo tiempo posible. Para "estar listas", para los "deflections", para la defensa del 1c1, etc.
 
5. "Querer el balón". Más que cerrar el rebote es querer el balón cuando el rival lanza a canasta. Es algo innato que tienen los pequeñajos cuando empiezan a jugar al baloncesto y que creo que se lo erradicamos con nuestra obsesión de "sellar y cerrar el rebote". Esa intuición se debe fomentar, y apoyar más adelante con algún detalle técnico.
 
Con estas cinco ideas, hemos iniciado el proceso de dotar de carácter al equipo, empezando a través de la defensa, pero con la idea de trasladarlo al ataque.