sábado, 3 de septiembre de 2016

Gestión de la cantera de un club. Transversales en pista

En artículos anteriores hemos hablado de cómo gestionar la cantera de un club, centrándonos en aspectos organizativos, hablando de sistemas de juego hasta la categoría infantil y a partir de la categoría cadete, tratando de establecer una línea coherente de aprendizaje que diera protagonismo al jugador y donde el entrenador guiara en el proceso. 

Hemos hablado de una serie de intocables, de un sistema de juego universal y cómo trabajarlo y del juego del 1c1.

Gestión de una cantera de baloncesto

El 1c1 hasta infantil

Sistema de juego universal a partir de cadete

A estas tres ideas se le añaden lo que hemos llamado "transversales". Para nosotros existen dos tipos de transversales, "en pista" e "intangibles". En este texto hablaré de los transversales en pista. 

Si buscamos el significa de transversal nos encontramos con varias definiciones, entre las que se encuentra : " Que atañe a distintos ámbitos o disciplinas en lugar de un problema concreto". La idea de lo transversal va asociada a la pista, a lo que hagamos en el juego, tanto en el entrenamiento como en el partido. No es un aspecto a tratar en un entreno concreto o en un partido determinado, sino que es una seña de identidad que buscamos tener en nuestros equipos. 

Y aquí os dejo los que hemos pensado hasta ahora:

1. Control del juego. 

Aquí nos queremos referir al hecho de que los jugadores sepan lo que están haciendo en la pista, que tengan el control de sus acciones (ya sean conscientes o inconscientes) con independencia de si ha habido acierto o fallo. Queremos que dominen al juego y no ser dominados por él. Y no me refiero a la acción del rival, sino a nosotros. A saber dónde estoy, donde está el balón, que pretendemos conseguir en el ataque, por qué hago un 2c1, etc. 

Ha habido ocasiones donde le he preguntado a la jugadora qué estaba pasando y no era capaz de hacerme un mínimo resumen de los últimos dos minutos. Creo que es un aspecto que se debe trabajar, y desde pequeños.

2. Explosividad. 

No somos Miguel Indurain, que para aquellos que no le conozcan, fue un ciclista que ganó muchas cosas. Cuando empezaba a subir las rampas de cualquier puerto, ponía su ritmo (altísimo, por otro lado) y nadie le seguía. Nosotros somos de cambios, de ahora lento y salgo brutalmente veloz tras el engaño, sprints cortos pero muy intensos, tanto en ataque como en defensa. 

No se juega al baloncesto a una velocidad constante. 

3. Espacios. 

Poco tengo que decir a los lectores sobre los espacios. 10 "seres humanos" en un lugar reducido. Esta idea o percepción debe estar constantemente en la mente de los jugadores, especialmente de aquellos sin balón. Y en defensa es igual, saber cerrar o cubrir los espacios necesarios para limitar las posibilidades de que enceste el rival. 


4. Lateralidad. 

Hace referencia, en general, al uso de ambas manos, la dominante, y la menos dominante. Eso implica que tendré más posibilidades de éxito en mis acciones cuando pueda elegir tanto por la izquierda como por la derecha. Pero no solo es eso. Ser dominado por una de las dos direcciones implica, no solo que pierdes opciones para atacar, sino que además, limitas tu visión hacia ese lado. Si trabajas la lateralidad en el bote, consecuentemente, amplias tu visión. 

5. Visión. 

Terminamos el concepto transversal de la lateralidad hablando de la visión. Enlaza uno con otro. Como enlaza la visión con el siguiente. "Mirar" se define en el diccionario, de entre otras maneras, como "pensar, juzgar". Mientras que "ver" se define como"observar algo con los ojos". Nosotros queremos que nuestros jugadores "miren", porque de esa manera tratan de comprender lo que está pasando. Y además, que miren donde tienen que mirar. Para eso, los entrenadores tenemos que darles CRITERIOS DE ATENCIÓN, para que sepan donde está la mayor información posible. 

Y por supuesto, como decíamos con la lateralidad, el trabajar la visión periférica.

6. Toma de decisiones. 

Y por último, aunque habrá más, la toma de decisiones, que conecta todo. Miro para comprender, elijo que quiero hacer, y lo ejecuto con el fundamento técnico más adecuado, a criterio del jugador. Trabajar la TOMA DE DECISIONES es clave. 10 personas, un balón, un resultado, un espacio, normas y jueces que te evalúan para que cumplas las normas, más un tiempo limitado. Todos estos factores influyen en la toma de decisiones, y debemos orientar a nuestros jugadores. ¿Cómo? Siempre he pensado que la PREGUNTA es una gran aliada del entrenador. La adecuada, en el momento adecuado, de la manera apropiada y en el entorno correcto. 


En resumen, el entrenador siempre tiene que tener presente que en el juego se deben plasmar estos seis transversales, durante un entrenamiento o un partido.