domingo, 1 de enero de 2012

Navidades. Planificación, experiencia, reflexión.

Normalmente a principio de temporada solemos incluir un artículo relacionado con la planificación. Un trabajo necesario y fundamental para un entrenador de baloncesto.

El tiempo de Navidad es un buen momento para recapitular. Hace unos días subimos un artículo que hablaba sobre qué factores influyen en un entrenador para que pueda llegar a ser considerado experto. Entre otros factores, se consideraba la "experiencia reflexiva". 

Pues bien, ya tenemos las tres palabras mágicas para estos días de Navidad. Planificación, experiencia y reflexión. Es un buen momento para coger todo aquello que nos propusimos hacer, cómo atacar, cuánto tiempo dedicar a la defensa, planes individualizados para los jugadores, etc., y revisarlo junto a todas las anotaciones y cambios que hemos ido haciendo en estos primeros meses. 


 

 ¿Hemos seguido la línea marcada? ¿Dónde nos hemos salido?¿Ha sido beneficioso salirse de lo planeado? Estas y otras son buenas preguntas para hacerse estos días.

 Existe un círculo de calidad utilizado en multitud de disciplinas, a nivel de organización, planificación, educación, etc., que nos puede ayudar en estos días. 

Lo que si es importante es que este tema de planificar, evaluar, reflexionar, etc., tiene que ser una herramienta útil para nuestro trabajo. Si se convierte en un fin, es decir, en rellenar datos, realizar informes, etc., será más una carga que una ayuda. De ahí que también sea un buen momento para ver si nuestra herramienta de gestión es funcional y nos ayuda o por el contrario es una carga en el día a día. A veces, lo más sencillo es lo mejor.

Círculo de calidad