miércoles, 27 de abril de 2016

Perder partido - ganar jugadores

Muchas veces cuando hablas de que no es tan importante ganar o perder, te suelen interpretar como que crees que vas a perder y te justificas con antelación ante la derrota. Lo cierto es que me sigue costando transmitir el concepto de utilizar el partido como una parte mas en el proceso de aprendizaje. 

Me gustaría recalcar esta idea, de ir mas alla de la victoria o la derrota, e intentar transmitirla desde la perspectiva del entrenador y como el partido puede aportar en el desarrollo del jugador. 

Hablaba Jose Luis Alderete (@jlalderete)  en twitter de la "observación activa" como asignatura pendiente de los entrenadores. Hablamos de observar, mirar con atención para comprender. Y hacer participe al jugador de esa observación. Sin ordenes, por favor. 

Empieza el partido, y el rival nos esta metiendo mas puntos de los que nosotros metemos. Te preguntas por qué. Esa seria la primera pregunta. 

Pongamos un ejemplo. El rival esta jugando a partir del 1c1 de manera activa y fluida. Tratan de romper con su 1c1 y sino, sueltan el balón, jugadores en movimiento y con la consigna de atacar el aro. ¿Te has dado cuenta? 

A partir de ahí, ¿qué haces? Si tus jugadores están desbordados, probablemente pidas un tiempo muerto. Y ahí, ¿qué dices? Planteas el problema, preguntas a tus jugadores, les das la solución, le echas la bronca porque se les están yendo en el 1c1, les das herramientas para solucionar el problema, etc. 

Me imagino que lo que hagas en ese tiempo muerto tiene que tener relación directa en tu filosofía de cómo quieres construir jugadores. La mía es CONSTRUIR JUGADORES INTELIGENTES EN EQUIPOS COMPETITIVOS. En ese tiempo muerto, le pregunto al equipo entero cual es la situación, como sienten, qué esta pasando. Probablemente no me de para mas, hablamos de un minuto. ¿Resultado? Un tiempo muerto tan solo para ponerle cara al problema. Ni herramientas para solucionarlo, ni soluciones. 

Para mi, en este primer paso, algunos jugadores ya tienen una respuesta o solución al problema. Seguro. A lo mejor la comparten con sus companeros o la tratan de aplicar. Probablemente el problema siga existiendo y nos sigan metiendo puntos por ahí. 

¿Cuál es mi objetivo? Jugadores inteligentes. 

Según se va desarrollando el partido, les voy metiendo inputs a los chicos, sin necesidad de tiempos muertos, aprovechando balones muertos. ¿Por qué se te ha ido? ¿Por qué se le ha ido a tu compi? ¿Qué habéis hecho los demás para evitarlo? Preguntas. 

Por cierto, si no eres muy afortunado, tendrás que aguantar ciertos comentarios y gritos desde la grada, o indicaciones contrarias a lo que pretendes. Resumidamente: ordenes a los jugadores. 

No quiero decirles lo que tienen que hacer. Quiero llevarles a través del problema, para que ellos encuentren soluciones. 

Sigue evolucionando el partido. Nos siguen haciendo canastas en contra debido al mismo problema. 

Venga, pido un tiempo muerto, ultimo cuarto. " Hey, y si creamos una telaraña alrededor de la linea de triple. Dejamos circular el balón, y nos centramos mas en el balón que en mi defensor. Cuando le llegue la bola a quien defiendes, antes ya tienes que estar defendiendo. Ademas, el resto, manos y piernas muy activas". 

Ok, ya les he dicho lo que tienen que hacer. Han pasado 25 minutos desde que empezamos a descubrir el problema. Hemos ido dando pautas, herramientas y por ultimo, hemos proporcionado nuestra solución. Mejora la defensa, pero es tarde. 

Pierdes el partido. Ganas jugadores. Les enseñas a pensar por si mismos. Les ayudas a que aprendan.  

No queda ahí todo. En el siguiente entrenamiento al partido, preguntas. La experiencia sin reflexión no nos es util para desarrollar jugadores inteligentes. 

Probablemente, en el próximo partido seamos capaces de reconocer la situación y ponerle remedio en poco tiempo. Probablemente sean ellos quien lo hagan y no necesiten de tu intervención, o es en dos partidos o en tres. Porque no les mola perder en el campo. Seguro.