miércoles, 30 de septiembre de 2015

Primer mesociclo. Entreno 1. Nº 13. Cadete femenino

Ya hemos empezado con la fase competitiva e iniciamos el primer mesociclo.
 
el entrenador tiene dos vertientes claras, la primera es la de gestor de grupo. En nuestro caso estamos potenciando el concepto de EQUIPO. Ese será nuestro objetivo durante el mes de octubre. Además vamos a empezar a realizar una serie de tareas para mejorar el autoconocimiento de la jugadora, reforzando sus habilidades.
 
En la otra vertiente, la técnica, dándole vueltas al tema, y con mis ideas de enseñar conceptos, de fomentar la toma de decisiones, de mejorar sus fundamentos individuales, en el entrenamiento de ayer decidí hacer una prueba que además iba en contra de mis principios.
 
Ayer les dí un movimiento cerrado. Situación de 1-3-1 en ataque. Balón a uno de los lados, cualquiera, jugar un ciego entre poste alto y cabecera. Si de ahí no sale nada, se ocupa esquina libre. Después, inversión a través del poste alto para jugar un mano a mano en lado contrario.
 
Y me dediqué a observar. Y esto observé:
 
- Defensa intensa. 
- No hicieron el movimiento ni en la primera jugada.
-  No miran, ni ven.
- Carencia en la lateralidad, en el bote y en el pase.
- Escasa creatividad.
- El pase no conecta jugadoras.
- El pase no contecta ventajas.
- El pase no conecta decisiones.
- Las decisiones que se toman son individuales, no están conectadas, no están hiladas, carecen de un vínculo entre ellas.
 
Después de 5 minutos de ellas jugando en un solo aro tome la voz y empecé parar el juego para que se hiciera el movimiento que había ordenado. El objetivo no es jugar ordenado y cerrado, sino todo lo contrario. El objetivo del ejercicio es ver su capacidad de entender dónde estoy y dónde voy y qué voy a hacer en función de lo que veo. Mi percepción es: si les doy un orden en los movimientos y trayectorias, lo harán. Pues aún así, no eran capaces de hacerlo. Como yo paraba y les corregía, ellas se frustraban porque no les dejaba jugar y porque no hacían algo tan sencillo como lo que les había ordenado.
 
Conclusión: Frustración de la mayoría de las jugadoras. Se pierden. No se encuentran cómodas, no saben qué hacer (aunque yo se lo he indicado).
 
Problema: Las jugadoras ni ven, ni piensan. Si además, sus fundamentos tienen unas limitaciones, los recursos para salir airosa en una situación son escasos.
 
Propuestas:
-  Mantener la idea de trabajo. Partir de lo general (el movimiento fijo) para ir destruyéndolo y bajando a los fundamentos.
- Continuar realizando numerosas ruedas de fundamentos (que ya venimos haciendo desde el inicio de la temporada) trabajando la lateralidad.
- Volumen de tiro. Mejora de la elegancia en el gesto y trabajo de la puntería. Distintos tipos de tiro.
- Trabajar el sentimiento de la frustración. Definirlo, comprenderlo y aprender a gestionarlo.
- Trabajar el sentimiento de equipo.
 
 
Además, en el entreno, trabajamos unos diez minutos de propiocepción y detalles del bloqueo indirecto jugando en salidas de presión.